¿Crisis a los 30?


Supongo que todo es debido a cómo se nos vende la vida desde la televisión, el cine, y todo eso tan etéreo y tan “bonito” que llamamos “la sociedad”. El caso es que, al menos personalmente, el haber entrado en la treintena lo sientes de manera algo especial…

Hasta hace muy poco, todo lo que tenías por delante era el futuro. Ibas cumpliendo etapas de manera más o menos sencilla, tal y como “se supone que debe ser”. Primero el instituto, luego la carrera, luego el trabajo, luego cambiar de trabajo buscando algo mejor… Está claro que, mientras que estás en todo esto, tienes cosas, frustraciones, proyectos inacabados o para los que no tienes tiempo, pero piensas que “ya habrá tiempo”. Básicamente, no te planteas si has hecho las cosas bien o mal, simplemente sigues adelante…

Sin embargo, tras un año y pico de haber entrado en la treintena, siento la necesidad de “mirar atrás”. Quizá sea porque los años redondos siempre traen consigo esa necesidad, o porque hay veces que no sabes si realmente has madurado, eres mejor que el que eras hace 10 años. Supongo que uno siempre lleva dentro a ese niño inseguro y vergonzoso que era de pequeño, previamente alimentado con todas las metidas de pata y fallos que uno ha tenido en la vida, dispuesto a salir en cuanto tenga la ocasión. Al menos en mi caso, reconozco que tengo que luchar muchos días con él. También hay veces que te preguntas que habrá pasado con la gente que conocías hace años, y que, por la razón que sea, dejaste de tener contacto.

Por otro lado, creo que siendo objetivo, creo que me encuentro mejor con 30 años que lo que estaba con 20. Realmente no echo de menos un solo minuto mi vida de estudiante. Creo que en mi vida profesional no puedo quejarme, aunque siempre a uno le gustaría llegar más lejos y a veces pienso si es verdaderamente realista pensar que podría estar más lejos. Al menos, mucho más lejos.

Puede ser también, que al final, uno siempre esté en crisis existencial, teniendo que balancear lo que es, lo que fue, y lo que quiere llegar a ser… Teniendo que luchar con sus miedos y sus deseos…